Conversaciones Peligrosas: “La Ley de Linus”

El día de hoy particularmente me tomó por sorpresa un pensamiento “Nada grandioso en el mundo ha sido jamás conseguido sin pasión.-Hegel., con esta frase me dispuse a continuar mi día, puesto que desde hace poco tiempo me he propuesto alimentar mi ser con formaciones en distintas índoles; avanzaba el día como cualquier otro, llegó de sorpresa la madrugada del día siguiente y al tocar mi cama los pensamientos se derramaron sobre mi almohada, la frase del día anterior aún hacía eco en las paredes de mi mente, y como si de un acontecimiento mágico se tratara llega a mí un mensaje con un contenido aún más sorprendente un libro digital llamado “La Ética Hacker” escrito por Pekka Himanen, comencé a beber sus palabras tal como si de una poción mágica se tratara y palabra a palabra, frase a frase, fui adentrandome en la temática, he de confesarles que dicho tema ya lo conocía muy bien mi vida escrita por alguien más, mis vivencias descritas por un extraño, este libro fue la apertura al escrito que ahora están teniendo el agrado de conocer, les procedo a contar que de tales asombros por la exactitud y similitud de sus palabras con mi propia vida llegue a creer que era un chiste, una broma.

Nada es casualidad, mi vida se ha basado en tratar de apuntar al espíritu hacker aún sin conocer realmente su significado, me he dedicado gran parte del tiempo a realizar trabajos de forma colaborativa, para comunidades de distintas temáticas, en el momento justo tuve que migrar de Windows a Linux, y que por cosas de propósito universal, la distro que uso actualmente es Linux Parrot creada por Frozenbox Team para pruebas de penetración, evaluación y análisis de vulnerabilidades, análisis forense de computadoras , navegación web anónima, y practicar criptografía. Poco a poco me fui adentrando e identificando con toda esta temática.

He titulado este artículo “Conversaciones Peligrosas: La Ley de Linus”, para hacerles llegar una serie de escritos basados en las conversaciones que suponen un peligro y una amenaza para aquellos poderosos del mundo, quienes se ofenden por pensamientos como los de Linus Torvalds y se sienten atacados por conferencias como las de Pekka Himanen. En este libro pude leer lo que por mi mente y mi vida viene ocurriendo, pude darme cuenta que no soy la única que piensa que para lograr objetivos y metas a niveles inimaginables primero se debe tener pasión por lo que se hace, encontrar ese amor, aquí paso a citar una frase de una amiga muy querida “Hacerle el amor a la vida y dejar que ella te lo haga a ti” Carla Alfonso Patrizi, en base a esto puedo decir que si vivimos la vida a la ligera afirmando que el sistema de incentivos capitalista es el centro del mundo, no estaremos avanzando sino retrocediendo, el objetivo es quebrar el sistema, a eso se refiere la ética hacker, ya se está haciendo, y es totalmente irreversible, ya el día de hoy el sistema capitalista mundial está siendo atacado desde su interior, ellos lo saben y por eso el temor de que ahora hablemos de que el mundo se mueve y se incentiva por muchas cosas que no son “el dinero”.

Pero quién es Linus Torvalds y ¿por qué es visto como una amenaza? Linus: un chico de origen finlandés un ingeniero de software, responsable de la creación del sistema operativo LINUX, cuando Pekka aborda a Linus, tal como lo relata en su libro, y le cuestiona acerca de cómo un chico de 21 años carente de recursos materiales, pudo hacerse de un proceso creativo tal, que cambió una de las empresas de software más grandes del mundo como Microsoft, Linus le responde de esta manera: “Mira, esto se llama la ley de Linus”, a lo que Pekka se queda sumamente sorprendido puesto que esa respuesta tan autorreferente no es típica de un finlandés, Linus le dice: “La Ley de Linus no es más que el poder de la pasión creativa”, el explica que si se encuentra relación, entre lo que se hace con pasión y el significado entonces la relación con el propio trabajo se vuelve tan intensa que la fuente de energía se torna potente e inagotable, que por ello es que para algunas actividades somos más activos y energizados que para otras. También confiesa que esta energía es la que se esconde detrás de su Sistema Operativo, puntualiza tres aspectos para lograr esa fuerza motora: pasión creativa, potenciamiento y esfuerzo.

Hablar de esta fuente de energía que no supone ninguna operación bancaria, ninguna inversión monetaria, es pues en sí lo peligroso, el gran temor del sistema de incentivos capitalista se basa en que las personas se mueven o actúan solo por obtener un incentivo monetario, y al encontrarse con estas afirmaciones, acciones y resultados, se proponen a ser un obstáculo, es por ello que toda comunidad de código abierto, todo activista hacia las tecnologías libres es visto como poco relevante; aquí es cuando me propongo a seguir luchando desde los espacios que logre conquistar y desde mi propia marca personal, con mi programa “Donaciones con Amor”, por la apertura y la ruptura del sistema, hoy me decido abiertamente a confesar que voy a ser esa bandera, esa voz, que ondea en el mundo, para incentivar: “La Ley de Linus”.

 

Escrito por @Suzanneelhada

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *