Preocupación en EEUU por la fuga de datos de Google y Facebook

La falta de una ley federal para analizar cómo empresas como Facebook y Google recopilan datos y monetizarlos ha comenzado a preocupar a Estados Unidos. Según un informe de The Washington Post, la administración de Trump está manteniendo conversaciones con las principales compañías de Silicon Valley, incluidas Google y Facebook, para establecer un conjunto de leyes que eviten fugas de datos y protejan a los usuarios de la web.

Según las cuatro personas que están estrechamente involucradas, el Departamento de Comercio desea trazar legalidades sobre cómo estas compañías recopilan y manejan los datos de los usuarios. Las reuniones se llevaron a cabo para llevar a buen término la primera “ley de privacidad en línea de gran alcance” de los Estados Unidos.

Lindsay Walters, vicesecretaria de prensa de Trump, dijo: “A través del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, la Administración Trump busca crear una política de protección de la privacidad del consumidor que sea el equilibrio apropiado entre privacidad y prosperidad”. También agregó: “Esperamos trabajar con el Congreso sobre una solución legislativa coherente con nuestra política general “.

Sería un camino difícil porque podría haber desacuerdos entre demócratas y republicanos sobre la participación del gobierno en el tema. Además, Google y Facebook también han impedido los intentos anteriores con su reputación en la industria.

Sin embargo, las cosas son diferentes esta vez. En primer lugar, California ya ha adoptado la Ley de Privacidad del Consumidor, que exige que las empresas divulguen cómo obtienen datos y también otorga derechos a los usuarios para que rechacen que los gigantes tecnológicos compartan sus datos con proveedores externos. En segundo lugar, el nuevo conjunto de reglas desplegadas por la Unión Europea puede haber sido una inspiración.

A raíz de las recientes filtraciones de datos, incluido el infame escándalo Cambridge Analytica, la ley pondría en marcha las cosas y cambiaría la forma en que las empresas miran la palabra ‘Privacidad’.

Según el informe, los funcionarios del gobierno han celebrado más de 22 reuniones con más de 80 empresas, grupos de consumidores y asociaciones comerciales para analizar las posibilidades y la forma en que seguirían las cosas.

Dean Garfield,que representa a gigantes tecnológicos como Apple, Facebook y Google, y también preside el Consejo de la Industria de Tecnología de la Información, ha insinuado que apoya la ley. Dijo: “Si [la administración Trump] hizo su versión de la declaración de derechos de privacidad, e hizo los preparativos necesarios para asegurarse de que hubiera una circunscripción para apoyarla, creo que sería un significativo paso adelante … motivando al Congreso a actuar ”

Queda por verse si la ley entrará en acción o no, e incluso si entra en vigor, cuál sería su impacto en la vida de las personas.

¿Qué restricciones crees que la ley debería imponer a las empresas que se ocupan de datos personales?

Fuente: Fossbytes

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *