Software libre: Cuando las gracias no dan de comer

Hoy hablo sobre un tema que he tocado muy superficialmente pero que es tremendamente importante y de alguna manera, urgente porque debemos de reflexionar, y mucho.

El modelo de negocio opensource no suele ser sostenible ni nada rentable para los desarrolladores de software que van por libre.

Cierto es que hay empresas, como la Fundación Apache, Red Hat, Canonical y bastantes más que han podido y sabido rentabilizar el software libre y son compañías con suficientes beneficios como para permitirse plantillas de trabajadores e incluso personal para marketing dedicado, como en el caso de Red Hat. Sin embargo, hablamos de empresas de una sociedad capitalista, pero la inmensa mayoría del software libre es de creación comunitaria o personal. Entonces los beneficios no son tantos -cuando los hay- y los desarrolladores no trabajan con un sueldo de ninguna empresa. O lo hacen a nivel altruista o bien reciben donaciones voluntarias. Ambas cosas también son comunes.

Por todos es sabido que el software libre, casi en su totalidad, es desarrollado por personas que no reciben un sueldo por su trabajo. Esto es una triste realidad que nos parecerá muy injusto. También es verdad que otros desarrolladores crean software o colaboran sin esa intención y lo hacen por el mismo motivo que miles de bloggers escriben acerca de las fuentes abiertas y GNU/Linux, por amor al arte, por pasión a nuestra filosofía, más exactamente.

Yo creo que este modelo de planteamiento de la creación de software libre tiene las alas muy cortas y no es lo idóneo. ¿Por qué?

  • Si no hay beneficio económico no hay incentivación
  • Si no hay estimulación, la calidad del software puede estar en entredicho
  • Un desarrollador de un producto privativo puede tener más beneficios económicos

El tercer punto es muy espinoso. En el software libre, baśandose su licencia en cualquiera de ellas, sea GPL, Apache o BSD, el código debe ser accesible en todo momento. Es normal pensar que una persona que ha estudiado informática, quiera crear un software para cerrarlo para que nadie lo copie porque así ganaría más dinero. Además de eso se aseguraría que sería ilegal que le copiasen su programa.

Por otra parte, otra persona que crea un programa y lo libera con una licencia abierta tiene tres opciones:

  • Aceptar que no ganará ni un céntimo
  • Recibir donaciones
  • Dar conciertos, pero no todos cantan bien

Como véis, los planteamientos son muy distintos y terriblemente injustos. La vida laboral de un informático es muy paupérrima y es una de las categorías del gremio más explotadas y mal pagadas, pero no tienen muchas salidas.

El caso es que, ¿que ideas podríamos poner en bandeja para cambiar esto? ¿Que se podría hacer para que los desarrolladores de software libre tuvieran más beneficios?

A mi solo se me ocurre que los programas fueran de pago. Darle a elegir al mismo creador del software la posibilidad de hacerlo bajo un precio. Pero claro, encontraríamos un problema con la piedra filosofal de frente: la idiosincrasia del código abierto. Si ese desarrollador se quiebra la cabeza, dedica cientos de horas en crear un software y piensa cobrar por él una suma de dinero, recordemos que el código debe ser visible y puede ser compartido. Así, un listo puede hacer lo mismo y cobrar el doble, o bien dejarlo gratis. El ejemplo de la licencia libre BSD no nos sirve porque sobran buitres.

Ese es el tema y la verdadera razón de por qué hay más software privativo que libre.

¿Quizás una solución sería obtener una cláusula de derecho de autor (aquí debería haber un smilie con cara de enfado) que implique una compensación económica para usar el código de su programa?

Esto es una piedra en el zapato que implica más escasez de software y una calidad manifiestamente mejorable. Y atención, no estoy diciendo que el software libre no tenga calidad, porque mejor que Firefox no hay navegador y mejor que GNU/Linux no hay sistema operativo pero siempre se puede mejorar con incentivos.

Y es que todos estamos agradecidos por el trabajo de esos miles de picacódigos que de manera dadivosa pierden largas horas de su preciado tiempo para que utilicemos un programita para la webcam, administrar un pequeño negocio, o para interactuar tu escritorio con un teléfono móvil. Mil gracias a ellos siempre, pero merecen algo más que eso. O ponemos ideas sobre la mesa o somos más solidarios.

¿Y tú que piensas? ¿que se puede hacer para que los desarrolladores de software libre puedan cobrar dignamente?

Antes de odiarme, decir que no soy desarrollador pero conozco, estimo y agradezco su valía.

 

Comentarios de Facebook
2 comentarios Añade el tuyo
  1. Saludos
    Desde mi humilde opnion, creo que te equivocas, la gente si que gana dinero con el software libre, puede que estés enfocando mal el asunto.
    Si que es cierto que la gente tiene acceso al software y desarrollarlo puede ser duro si no enfocas bien el modelo de negocio, pero si te fijas en redhat, como comentabas, cobra por licencia para tener acceso a su código y mantenimiento de los sistemas hasta 3500 euros anuales.
    Si has desarrollado una aplicación y no has cobrado por ello, puede que como te indicaba, estas enfocando mal el asunto.
    Una de las metas del software libre es el conocimiento común (Si yo tengo una idea y la comparto, los dos tenemos una idea), no desarrollar dos veces lo mismo.
    Puedes usar dicho código para desarrollar una aplicación más rápido, ya que no tienes que hacerlo todo de nuevo, pero si trabajas, cobra por tu trabajo.
    Gracias al software libre el dinero se queda más en el país, ya que el negocio no sale del mismo. Piensa en Microsoft o Adobe, al cobrar por licencia, el dinero sale del país y se lo llevan ellos a sus países, y muchas empresas viven de la instalación y mantenimiento de ese software libre (piensa en las empresas de hosting).
    No me quiero extender mucho, perdonar el tocho.
    Si lo que propones es un sueldo universal, mi apoyo es entero tuyo, pero no solo para un gremio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *