¿Quién mató a Guadalinex? El fracaso de Susana Díaz y Ciudadanos con el software libre andaluz

Me refiero explícitamente a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y al partido que la ha sustentado, Ciudadanos, porque son ellos los responsables a mi entender del abandono de este proyecto llamado Guadalinex.

Recuerdo para quien lo sepa, que allá por el año 2004 nace la primera versión de Guadalinex, un sistema operativo que es una distribución de linux. Este software tiene la particularidad de que es libre y no cuesta dinero a los usuarios frente a otros sistemas operativos y demás software privativos, que si lo cuestan, como es el archiconocido Windows de Microsoft.

Fue una gran idea que acercó esta alternativa al usuario ‘normal’ y se creó una gran comunidad alrededor de él.

Utilizar Guadalinex son todo ventajas: una comunidad que te resuelve los problemas y las ventajas de lo gratis. Además, a nivel de administración pública es una gran ahorro en licencias de Windows en cada puesto de ordenador de la Junta de Andalucía (por lógica, uno por cada funcionario/a). ¿Cuánto dinero gasta la Junta de Andalucía en estas licencias? Sería una buena pregunta parlamentaria. Además, no es solo la licencia, son los continuos cambios de Windows: que si el Vista, que si el 7, que si el 10… además de otro gran problema: muchos periféricos como impresoras o escáneres que funcionaban perfectamente con Windows 7 dejan de hacerlo con Windows 10 porque no se actualizan sus drivers. Lo que se conoce como obsolescencia programada pero a nivel de software. Tire usted un aparato que funciona perfectamente porque Windows no se habla con él. Y cómprese otro nuevo por supuesto. Que tendrá que volver a tirar en tres años.

Eso no pasa con linux. Quien escribe esto, tiene un escáner Canon que ya no funciona con Windows pero sí sigue haciéndolo con Linux. Quizás usted que me lee estará ya arrepentido de haberlo tirado.

Leer la entrada completa en su sitio original

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *